jueves, 5 de marzo de 2009

Espaguetis con Albóndigas

Los españoles llevaron el tomate a Europa en 1540, el cual se adaptó muy bien al clima y se difundió en gran parte del continente. Los primeros tomates que se cultivaron en Italia eran de color amarillo y en 1554 fueron descritos por el botánico italiano Pietro Mattioli como "pomo d'oro" (manzana dorada), de aquí el nombre de "pomodoro".

La palabra jitomate procede del náhuatl xictli, ombligo y tomātl, tomate, que significa tomate de ombligo. El tomate ya se cultivaba 700 años a.C. en México, y en el antiguo Perú antes de la formación del Imperio Inca. Como una curiosidad, debe notarse que aunque la palabra tomate viene del náhuatl tomatl, en el sur de México el tomate es conocido como jitomate, mientras que se le llama tomate al tomatillo o tomate verde (Physalis ixocarpa).
Sin nuestro tomate los italianos no hubiesen inventado tanta delicia. Provecho..


INGREDIENTES
  • 1/2 kl. de espaguetis
Para la salsa:
  • 01 cebolla mediana en brunoise
  • 1/2 kl. de tomates
  • 04 cdas. de pasta de tomate
  • 125 ml. de agua
  • 125 ml. de vino tinto seco
  • 01 diente de ajo
  • 01 hoja de laurel
  • aceite, sal, pimienta
Para las albóndigas
  • 125 ml. de leche
  • 125 gr. de pan rallado
  • 1/2 kl. de carne molida
  • 01 cebolla mediana en mini brunoise
  • 01 huevo batido
  • 01 cucharada de perejil picado
  • 01 cda. de queso parmesano rallado
  • orégano, sal, pimienta
PREPARACIÓN

Freímos la cebolla en una sartén con un poco de aceite, hasta que esté tierna, agregamos el resto de los ingredientes y cocinamos por unos 20 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que la salsa adquiera una consistencia espesa. Podemos licuar el tomate quitándole las pepas y pasándolo por el colador.

Para las albóndigas, mezclamos la leche y el pan y reposamos un minuto hasta que se integren, a continuación mezclamos con el resto de los ingredientes y de la masa resultante moldeamos bolitas. A continuación sellamos las bolitas en una sartén con aceite caliente y las incorporamos a la salsa, dejando cocinar por unos 15 minutos. Retiramos la hoja de laurel.

Un detalle es agregarle albahaca picada al final de la cocción, le da un sabor y aroma muy agradable.

Cocinamos los espaguetis en abundante agua durante 10 a 12 minutos, para que nos salgan al dente.

Servimos las albóndigas y la salsa encima de los espaguetis y rociamos el queso parmesano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario