sábado, 2 de mayo de 2009

Sopa de Dieta

Nadie está libre de un malestar estomacal que le obligue a recurrir a una "sopita de dieta". Para prepararla, simplemente hay que hervir en dos tazas de agua, una zanahoria y una papa amarilla. También podemos agregarle un hueso o pedazo de carne a la cual habremos limpiado de grasas. Pero lo ideal es una pechuga de pollo sin piel a la cual podremos añadir una rama de apio, pero lo que si debemos evitar es la col, cebolla, ajo, brócoli y alverjas que si son flatulentas y es contraproducente que los malestares. Esta sana sopa de dieta puede espesarse con unos fideos "cabello de ángel" o un poco de arroz. El único condimento permisible es la sal, sin pimienta ni hierbas aromáticas.
Una sopa de estas y veremos una enorme mejoría, además de que bien calientes reconfortan y alivian.

No hay comentarios:

Publicar un comentario