sábado, 27 de junio de 2009

Patasca

La patasca (del quechua phatasqa, reventado o partido) es un caldo que se prepara en las zonas alto-andinas del Perú y Bolivia. El concentrado con las víceras de la res y la cabeza del carnero le dan un sabor peculiar a esta preparación de alto valor nutricional.


INGREDIENTES (08 porciones)
  • 1/2 kl. mondongo cocido y picado
  • 1/2 kl. carne de carnero
  • 1/2 kl. carne de res
  • 01 cebolla en brunoise
  • 02 lt. agua
  • 1/4 kl. maíz pelado
  • 1/4 kl. trigo remojado y cocido
  • 04 cdas. ají panca
  • 01 cda. ajo molido
  • 01 cdta. comino
  • 1/2 cdta. pimienta
  • 1/2 cdta. orégano
  • sal y aceite
  • perejil picado
PREPARACIÓN

Remojamos el maíz un día antes y cocinamos sin sal.

En una olla feimos la cebolla y el ajo en un poco de aceite. Agregamos el ají panca molido, comino, pimienta y orégano seco y restregado. Cuando el aderezo esté cocido agregamos el agua.

Cuando esté caliente agregamos la carne de carnero y de res en trozos, sazonamos con sal y cocinamos hasta que la carne esté tierna.

Incorporamos el mote, el trigo y el mondongo y cocinamos por 20 minutos.

Agregamos el perejil picado y servimos caliente.

Se puede usar la cabeza de carnero, charqui o carne seca.

jueves, 25 de junio de 2009

Arroz con Pato

Al igual que el arroz con pollo, el arroz con pato tiene su origen en las paellas españolas. Es un plato tradicionalmente norteño. El pato peruano tiene una carne muy sabrosa, vamos al mercado y pedimos una pata tierna, de unos 2 kilos, y pedimos que la sacrifiquen al momento. Esa es la carne mas suave y deliciosa.




INGREDIENTES
  • 02 kl de pato
  • 01 cda. de manteca
  • 01 cebolla grande en brunoise
  • 01 cda. de ají mirasol molido
  • 02 cdas. de ají amarillo molido
  • 02 ajies amarillos en tiras
  • 01 cdta. de ajos molidos
  • 1/2 cdta. de comino
  • 01 tz. de cerveza negra
  • 04 tz. de agua caliente
  • 04 tz. de arroz
  • 01 tz. de arvejas
  • 01 tz. de culantro molido
PREPARACIÓN

Colocamos la manteca en una olla y cuando esté caliente sellamos las presas del pato por la parte de la piel. Reservamos las presas.

En la grasa de la fritura de las presas freímos la cebolla y el ajo, agregamos el ají mirasol molido y el ají amarillo molido, sazonamos con el comino y una pizca de pimienta. Agregamos el culantro y rehogamos por unos minutos.

Añadimos el agua, la cerveza negra y agregamos las piezas de pato, dejando cocinar por espacio de una hora, ya que el pato es de consistencia dura, este debe cocinarse por un periodo largo de tiempo.

Una vez cocidas, retiramos las presas y agregamos el arroz, el ají amarillo en tiras y las arvejas, dejando cocinar hasta que el arroz esté listo. Si se desea se puede suplir el ají amarillo en tiras por pimiento en tiras.

Servimos acompañado de sarsa de cebollas.

Chupe Verde

En los andes se prepara el “Chupe Verde”, a base de la hierba aromática llamada muña o también el “Chupe de papas” o “Chupe de habas”, concentrados que los Incas servían en los meses de diciembre, enero y parte de febrero para agasajar a los jóvenes que habían superado todas las pruebas de la vida y estaban listos para participar en la fiesta del “Huarachicuy” o “Fiesta de la responsabilidad”.
Pero, nuestro delicioso chupe también cruzó las fronteras peruanas, en Chile se consume mucho en la parte norte y también se le conoce en Ecuador y Panamá, aunque con ciertas variaciones locales en los ingredientes. La gente del campo en Arequipa -que consumen este plato religiosamente-, afirma que tiene poderes afrodisíacos y ayuda mucho a la potencia sexual.



INGREDIENTES
  • 01 kl. de papa amarilla
  • 1/2 cebolla en brunoise
  • 1/2 cdta. de ajos picados
  • 01 rama de culantro
  • 01 rama de perejil
  • 01 rama de huacatay
  • 01 rama de hierbabuena
  • 01 rama de muña
  • 01 rama de paico
  • 01 tz. de leche
  • 130 gr. de queso fresco
  • 01 huevo
  • 01 litro de fondo claro o caldo
  • sal
PREPARACIÓN

Hacemos un aderezo con la cebolla y el ajo en un poco de aceite bien caliente.

Agregamos el caldo y llevamos a hervir. Cuando rompa la ebullición agregamos las papas peladas y cortadas en cuartos, si son grandes, y si son pequeñas, las cortamos en dos. Hay que tener cuidado con la papa amarilla ya que su cocción es muy rápida y le lleva unos pocos minutos.

Un minuto antes de que las papas estén cocidas agregamos el queso desmenuzado, el huevo semi batido y las hierbas picadas finamente y terminar de cocinar por tan solo un minuto mas.

Al apagar el fuego agregamos la leche.

Para crear una consistencia mas espesa podemos dejar que la papa se deshaga un poco. También podemos agregar huevos y sin revolver dejamos que se escalfen o se cocinen conservando su forma.

martes, 23 de junio de 2009

Un Clic Puede Cambiar tu Futuro


Es increible lo que puede crear la imaginación, pero es más increible aún que es lo que origina la idea. Ser responsables no cuesta nada, usemos el cinturón de seguridad. Este es un anuncio de la Dirección General de Transportes de Australia.

domingo, 21 de junio de 2009

Tamalitos de Arroz

A mi hijo no le gustan los tamales de maíz, pero cuando le hice probar estos tamalitos hechos con arroz se quedó maravillado de lo ricos que estaban. Así que si conoces a alguien a quien no le gusten los de maíz, prepara esta receta y haz la prueba.


INGREDIENTES
  • 1/4 kl. de pechuga de pollo
  • 1/4 kl. manteca
  • 01 cda. cebolla en brunoise
  • 01 cdta. ajos molidos
  • 01 cda. ají panca molido
  • 50 gr, pasas
  • 1/2 cda. ají amarillo en brunoise
  • 02 tz. fondo claro
  • 1/2 kl. arroz molido
  • 03 yemas
  • 1/2 cdta. polvo de hornear
  • 02 huevos sancochados
  • pancas de choclo
  • sal y pimienta
  • hojas de culantro
PREPARACIÓN

Sancochamos la pechuga en dos tazas de agua con sal, cuando esté cocida, retiramos y cortamos en trozos pequeños. Reservamos el caldo.

Colocamos una cucharada de manteca en una sartén y calentamos para freír la cebolla con el ajo y el ají panca, condimentamos y mezclamos con el pollo, las pasas y el ají amarillo picado.

En una olla derretimos el resto de la manteca, agregamos el caldo de pollo o fondo claro, el arroz y sazonamos con sal. Cocinamos hasta que espese, moviendo constantemente, retiramos y agregamos las yemas batidas y el polvo de hornear.

En dos pancas de choclo colocamos una cucharada de masa de arroz, un poco de relleno, un trozo de huevo duro y dos hojitas de culantro, cubrimos con una cucharada de masa y cerramos las pancas formando los tamalitos.

Las atamos con pabilo y las cocinamos al vapor por 15 min.

Métodos de Preparación - Bridar

Con esta técnica se atan o cosen las extremidades de un ave para facilitar su cocción y a la vez para conservar su forma. También se aplica a trozos de carne. Para practicar esta técnica se necesita una aguja de bridar y bramante o hilo fino.
  • Una forma rápida y sencilla de bridar aves grandes es atravezarlas con dos brochetas largas de metal. Introducimos una en las alas y la otra debe pasar por los muslos y la cavidad central.
  • Si el ave lleva algún relleno, se cose primero la cavidad estomacal para cerrarla, luego se pasa la aguja por un ala, atraviesa la espalda y retiramos la aguja por la otra ala.

Si el ave es de tamaño regular, usaremos una aguja de 25 cm de largo. Sazonamos el ave y la ponemos con la pechuga hacia arriba y juntamos las patas hacia el centro. Insertamos la aguja en la articulación de una de las patas, atravesamos el cuerpo y la sacamos por la otra pata. Llevamos el hilo hacia el extremo del cuello o pescuezo y lo cosemos.




Volteamos el ave y atravezamos por el ala para que queden pegadas al cuerpo. Estiramos el hilo para juntarlas y hacemos un nudo doble y fuerte.

miércoles, 17 de junio de 2009

Arroz con Lentejas a la Milanesa

INGREDIENTES (4 porciones)
  • 02 cdas. de aceite
  • 02 cdas. mantequilla
  • 1/2 cdta. ajo molido
  • 1/2 tz. poro finamente picado
  • 01 hoja de laurel
  • 02 tz. arroz
  • 1/4 tz. vino blanco
  • 1/4 tz. extracto de zanahoria
  • 1 3/4 tz. agua hirviendo
  • 01 pimiento picado
  • 01 zanahoria cocida en rodajas
  • 01 tz. de espárragos cocidos y picados
  • 1/4 tz. lentejas cocidas al dente
  • 1/4 tz. queso parmesano rallado
  • 02 cdas. perejil picado
  • sal
PREPARACIÓN

En una olla, a fuego medio, calentamos el aceite y una cucharada de mantequilla, agregamos el ajo y el poro y doramos por unos minutos. Agregamos la hoja de laurel y el arroz, removemos por 2 min.

Agregamos el vino, extracto de zanahoria y el agua y sazonamos con sal. Cocinamos sin tapar y cuando el arroz se vaya secando bajamos el fuego al mínimo.

Removemos con un tenedor, incorporamos el pimiento, tapamos la olla y dejamos cocinar hasta que el arroz esté cocido. Añadimos la zanahoria, los espárragos, las lentejas, la mantequilla restante, el queso parmesano y mezclar bien.

Dejamos reposar durante unos minutos y servir caliente.

Decoramos con el perejil picado.

Para que nos queden las lentejas al dente las cocinamos en un litro de agua con una hoja de laurel y un tallo de apio por 25 min.

Para enriquecer el arroz podemos agregar 150 gr. de champiñones salteados en mantequilla al final de la preparación. También podemos agregar 1/4 tz. de crema de leche al arroz, unos minutos antes de retirar del fuego.

Bistecs al Jugo con Espaguetis al Ajo y Limón


INGREDIENTES (4 porciones)
  • 1/2 kl. espagueti
  • 3/4 tz. aceite
  • 04 dientes de ajo en láminas
  • 02 cdtas. ralladura de limón
  • 03 cdas. jugo de limón
  • 1/2 tz. perejil picado
  • 04 bistecs
  • 01 cda. sillao
  • 01 tza. fondo claro
  • 01 cdta. mantequilla
  • sal y pimienta
PREPARACIÓN

Cocinamos los espaguetis en agua con sal por 12 min. Reservamos media taza del agua de cocción. Escurrimos los espaguetis y reservamos.

Calentamos a fuego medio el aceite y doramos el ajo por unos minutos, sin dejar que se queme. Sazonamos con pimienta, añadimos la ralladura y el jugo de limón junto con el agua del espagueti. Subimos el fuego y dejamos cocinar por 5 min. Incorporamos la pasta y el perejil.

Aparte, sazonamos los bistecs y freímos en una sartén con aceite bien caliente y a fuego alto por un minuto de cada lado, bajamos el fuego y dejamos cocer al término deseado. Vertimos el sillao y después de un minuto retiramos la carne. Echamos el caldo en la sartén, subimos el fuego y dejamos reducir durante diez minutos. Agregamos la mantequilla y rectificamos la sazón. Servimos los bistecs con la salsa y los espaguetis.

Igor Stravinsky - Firebird

Este es uno de esos raros videos donde el gran Stravinsky dirige su propia obra a la edad de 82 años. Feliz cumpleaños donde quiera que esté.


martes, 16 de junio de 2009

La Cerveza - Historia

Fiel compañera del ser humano en todas o casi todas sus fiestas y celebraciones. la cerveza es, en pocas palabras, una bebida alcohólica, generalmente saborizada, que se hace con granos fermentados por la acción de levaduras. Pese a los pocos ingredientes que su elaboración requiere, los modos de prepararla en diversas latitudes y momentos han configurado un universo de sabores, aromas y colores de dimensiones realmente insospechadas. Por si esto fuera poco, los diferentes tipos de cerveza pueden, a su vez, constituirse en punto de partida de una variedad infinita de tragos y cócteles, entre los cuales siempre se podrá encontrar el más apropiado para cada ocasión.

Los nombres de la diosa romana de la agricultura, primero Cerevicia y luego Ceres, están en el origen de la palabra castellana cerveza y de su equivalente portuguesa cerveja. Del mismo modo, se cree que los términos bier, beer, biere y birra, que se usan en los países de habla alemana, inglesa, francesa e italiana respectivamente, provienen de la palabra latina bibere que significa beber.

Pero si bien se puede rastrear la historia de los nombres de tan popular bebida, no sucede lo mismo con el devenir de la cerveza misma. Nadie sabe exactamente cómo y cuándo fue que el hombre descubrió la fermentación y empezó a preparar cerveza. Y cada vez que se cree haber llegado al punto de partida e la historia, aparece un nuevo vestigio que ubica este origen mucho más atrás.

No se puede decir, por ejemplo, si los pueblos consumieron primero vino o cerveza, aunque si es seguro que los destilados aparecieron muchísimo después. Y es que tanto el licor hecho a base de uvas, como el preparado con cereales, surgen como un regalo de la naturaleza, como producto de un proceso espontáneo que en esencia, no necesita de mayor intervención humana para desarrollarse. Por eso, muchos se inclinan a pensar que la bebida que se ha convertido en el líquido más consumido al rededor del mundo, después del agua, es, en realidad, el fruto de una feliz casualidad.

No obstante, puede afirmarse que los últimos indicios apuntan a los sumerios, quienes habitaron la región comprendida entre el Eúfrates y el Tigris en el siglo IV a.C. En dicha zona se han hallado restos que permite pensar que este pueblo contaba con alguna especie de taberna, en donde se ofrecía cerveza y pescado. Al caer el reino sumerio en el siglo II a.C., los babilonios se convirtieron en el pueblo dominante, pero heredaron y conservaron la ciencia de la elaboración de tan aceptada bebida, al punto que llegaron a preparar hasta 20 tipos de ella. Se sabe incluso que el rey Hammurabi aseguró, mediante alguna de sus muchas leyes, una ración diaria de cerveza para cada uno de sus súbditos y el volumen que cada cual recibía estaba en relación directa con su rango.

Más tarde, los egipcios siguieron produciéndola, consumiendolas y hasta usándola en sus ritos funerarios. Se dice, incluso, que alcanzaron gran maestría y que fueron ellos los primeros en reemplazar por lúpulo las especias que se usaban hasta entonces. No obstante, otros historiadores afirman que fueron los monjes del monasterio de Sankt Gallen, en Suiza, allá por los años 700 u 800, en plena edad media.

En realidad, la cerveza ha acompañado a casi todos los pueblos, y cada uno de ellos la ha "descubierto" usando los cereales propios de sus respectivas culturas: el arroz en Asia, el mijo en África y el maíz en Centroamérica, mucho tiempo antes de la llegada de Colón. Pero fueron los pueblos celtas y germánicos los que mejor arraigaron la tradición cervecera, convirtiendo sus productos no solo en una bebida más saludable que el agua y en una fuente de placer, si no también en medida de riqueza, signo de prosperidad e incluso, en medio de intercambio. En tumbas germánicas y célticas, que datan de 3.500 años a tras, se han encontrado toneles con restos de cerveza. De hecho, para los germanos esta era un bebida de los dioses, como lo revela una leyenda de Thor y Tyr, según la cual, estos personajes robaron un caldero a un gigante para que así las divinidades y héroes pudieran siempre aplacar su sed.

Aunque no disfrutaban de ella como refresco, los griegos y los romanos apreciaban sus propiedades "curativas". Ciertamente Hipócrates llegó a mencionar en sus escritos su eficacia para eliminar la fiebre y el insomnio. Pero para los romanos, que prácticamente solo tomaban vino, la cerveza era una bebida de "bárbaros".

A mediados del siglo XIX, el australiano James Harrison inventó una máquina compresora capaz de lograr la refrigeración artificial de la cerveza, generando así una revolución en un proceso que se habia mantenido sin variaciones significativas duarnte miles de años. Y el descubrimiento del microscopio en el siglo XVII facilitó al científico francés Louis Psteur esclarecer el rol que juega la levadura en la elaboración de la cerveza. Además, le permitió darse cuenta de que hervir los líquidos elimina las bacterias. Este proceso, hoy conocido como pasterurización y vinculado a la purificación de la leche, inicialmente se aplicó a la industria cervecera y tuvo el bienvenido y trascendente efecto de hacer más durable la refrescante bebida.

lunes, 15 de junio de 2009

Métodos de Preparación - Rellenar

Esta técnica sirve para envolver un alimento con otros ingredientes o para introducir en el un relleno. Se aplica a todo tipo de alimentos: pescados, carnes, aves, verduras, tortillas, crepes; incluso a productos no comestibles como caparazones de mariscos.
  • Las verduras que aceptan mayor variedad de rellenos son: berenjena, pimiento, rocoto, caigua, zapallito italiano entre otras. Las de hojas resistentes como la col o la acelga soportan rellenos crudos o cocidos.
  • Las carnes se rellenan con una mecla de cebolla rehogada en ajo, tomate, champiñones, jamones, hierbas picadas, frutos secos, etc.
  • Las frutas utilizan crema inglesa, chantilly, frutos secos, frutas en almibar o marinadas en algún licor dulce, entre otros ingredientes.

Tipos de rellenos

Picadillo

Conjunto de alimentos picados que sirven para rellenar otros manjares. Se usa esta denominación especialmente cuando se trata de carne de cerdo o tocino.

Farsa

Es el picadillo de carnes, pescados o verduras y finas hierbas. Proviene de la palabra francesa"farce", que significa "relleno". Pude incluir huevo, pan o crema para ligar la mezcla.

Muselina

Es un relleno delicado que sirve para rellenar verduras. Se prepara con carne cruda de pescado, mariscos, aves o conejo. Triturar 250 gr. de carne magra e incorporar una clara. Pasar esta mezcla por un tamiz fino. Añadir dos cucharadas de crema de leche y llevar a refrigerar por una hora.

Sopa de Verduras y Albóndigas

Para preparar un buen caldo de verduras cocinamos en dos litros de agua , un nabo, una zanahoria, medio apio, dos poros y una cebolla; todas estas verduras en mirepoix. Agregamos una hoja de laurel y dejamos hervir una hora y media. Colamos el caldo y reservamos. Podemos verterlo en recipientes cerrados herméticamente y congelarlo hasta por seis meses. No desechar las verduras, las podemos licuar y usarlas en la preparación de una crema de verduras.


INGREDIENTES (4 porciones)
  • 01 litro caldo de verduras
  • 02 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 04 cdas. leche fresca
  • 1 1/2 tz. carne de res molida
  • 02 cdas. perejil picado
  • 01 huevo
  • 01 tz. zanahorias en juliana
  • 01 tz. poro en juliana
  • 01 tz. holantao en juliana
  • 02 tallos apio en juliana
  • 1/4 tz. fideos para sopa
  • 04 cdas. cebolla china picada (parte verde)
  • sal y pimienta
PREPARACIÓN

Hacemos hervir el caldo a fuego medio. Mientras tanto remojamos el pan con la leche.

Sazonamos la carne y mesclamos con el perejil, huevo y el pan remojado y desmenuzado. Formamos albóndigas de 2 cm de diámetro y las colocamos en una lata para horno. Reservamos en el refrigerador durante 15 min.

Echamos las verduras y los fideos en el caldo y dejamos cocinar por cinco min. Retiramos las albóndigas del refrigerador y las incorporamos al caldo. Dejamos cocinar por cinco min. más.

Servimos en platos hondos y decoramos con cebolla china.

viernes, 12 de junio de 2009

Paella Andina

Una mezcla de dos culturas. El nuevo y el viejo mundo se fusionan con tradiciones ancestrales. La quinua de nuestros incas magnificando un plato de por sí sabroso. Una variedad muy original para los que nos gusta aventurarnos en el regocijo del paladar.


INGREDIENTES
  • 06 cdas. de aceite de oliva
  • 01 cebolla grande en brunoise
  • 01 cdta. ajo molido
  • 1 1/2 cda. crema ají panca
  • 1 1/2 cdtas. páprika
  • 1/2 tz. alverjas
  • 1/2 tz. habas verdes
  • 02 zanahorias en juliana
  • 04 corazones de alcachofa en juliana
  • 01 pimiento en juliana
  • 01 tz. champiñones en láminas
  • 100 gr. espárragos picados
  • 01 ají amarillo sin venas ni pepas en juliana
  • 03 tomates en concassé
  • 02 tz. de fondo de verduras
  • 03 tz. quinua cocida
  • 02 cdas. perejil picado
  • sal
PREPARACIÓN

Calentamos en una paellera o en una sartén grande cinco cucharadas de aceite y hacemos un aderezo con la cebolla, ajo, crema de ají panca y páprika.

Añadimos en este orden: las alverjas, habas y zanahorias. Dejamos cocinar a fuego medio durante tres minutos. Agregamos las alcachofas, el pimiento, champiñones, espárragos, ají amarillo, tomates y una taza y media de caldo de verduras.

Revolvemos, sazonamos con sal, tapamos y dejamos cocinar a fuego bajo durante diez minutos. Vertimos un poco más de caldo si es necesario. Incorporamos la quinua, removemos y cocinamos por unos minutos. Esparcimos el perejil y rociamos con el aceite restante.

jueves, 11 de junio de 2009

Fideuá

El fideuá es un plato de origen español, de la comunidad de Valencia, que se elabora de forma parecida a la paella, pero en vez de arroz se usan fideos.
El invento de la fideuá, fue en parte casual en parte picaresco. Juan Bautista Pascual (Puerto de Gandía, Valencia, 1915), conocido como Sabalo, era cocinero de una barco de pesca, según él mismo ha relatado. El patrón era muy aficionado al arroz y al resto de marineros casi nunca les llegaba su ración de paella, el plato que normalmente preparaba. Tratando de buscar una solución al problema, Juan Bautista pensó en cambiar el arroz por los fideos para ver si al patrón le resultaba menos apetitoso.
El invento no funcionó, pero la fama del plato se extendió por los restaurantes del puerto y poco a poco de la zona, consagrándose como uno platos característico e imprescindible.


INGREDIENTES (4 porciones)
  • 1/2 kl. de espaguetis
  • 200 gr. de filete de pescado en trozos
  • 100 gr. de langostinos
  • 03 cdas. de aceite
  • 01 tz. cebolla blanca a la pluma
  • 02 cdtas. ajo molido
  • 02 cdas. pasta de tomate
  • 01 pimiento picado
  • 1/2 tz. de vino blanco
  • 1 1/4 l. de fumet
  • 01 cdta. azafrán
  • 08 choros
  • 1/4 tz. alverjas
  • 04 rodajas de limón
  • sal y pimienta
PREPARACIÓN

Rompemos lo espaguetis cada tres centímetros de largo y reservamos.

Sazonamos con sal y pimienta los filetes de pescados y los langostinos y los doramos en una sartén amplia con el aceite bien caliente.

Retiramos y en el mismo aceite hacemos un aderezo con la cebolla, ajos, pasta de tomate y el pimiento. Vertimos el vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol.

Añadimos el caldo de pescado, dejamos que rompa el hervor y agregamos el azafrán. Sazonamos con sal y pimienta y agregamos los espaguetis. Tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante siete minutos.

Agregamos los choros y después de dos minutos incorporamos los filetes de pescado y los langostinos. Cocinamos por dos minutos más, retiramos del fuego y añadimos las alverjas. Servimos en la misma sartén y decoramos con rodajas de limón. Si tenemos una paellera seria mucho mejor.

Fideos en Salsa de Menudencia


INGREDIENTES (4 porciones)
  • 02 cdas. de mantequilla
  • 200 gr. de corazones de pollo
  • 200 gr. de hígado de pollo
  • 200 gr. de mollejas de pollo cocidas
  • 04 cdas. de vino blanco
  • 1/2 tz. de crema de leche
  • 600 gr. de fideos cabello de ángel cocidos
  • 02 cdas. de perejil picado
  • 04 cdas. de queso parmesano rallado
  • sal y pimienta
PREPARACIÓN

Derretimos la mantequilla a fuego medio y salteamos los corazones, los hígados cortados por la mitad y las mollejas, por espacio de ocho minutos

Sazonamos con sal y pimienta y agregamos el vino blanco, dejamos que se evapore el alcohol, bajamos el fuego y agregamos la crema de leche. Dejamos cocinar por cuatro minutos, agregamos los fideos, mezclamos bien y esparcimos el perejil picado, retiramos del fuego.

Servimos de inmediato con queso parmesano.

miércoles, 10 de junio de 2009

Metodos de Preparacion - Marinar

También llamada "macerar", esta técnica de preparación consiste en poner un alimento (carne, verdura o fruta) en vino o vinagre, especias y otros aromáticos, para impregnarlo de sabor. El tiempo de reposo dependerá del alimento: carnes por lo menos cuatro horas; pescados, no más de una hora; verduras y frutas: treinta minutos.
Podemos marinar también con chicha de jora, cerveza negra o rubia, sillao o cítricos (naranja, limón). Las hierbas aromáticas mas apropiadas son: tomillo, laurel, muña, hierbabuena, paico, huacatay, romero, perejil y culantro. Entre las verduras preferiblemente cebolla, zanahoria, apio, poro, ajo, etc.
Si marinamos frutas, usaremos jugo de frutas cítricas (maracuyá, tangelo, naranja), vinagre de frutas y hojas de menta.
  • Los cortes finos de carne deben macerarse solo con sal, pimienta, alguna hierba aromática y aceite. Si se agregan líquidos la carne los absorberá y se estropearía.
  • Reservaremos los líquidos de la marinada. Se pueden agregar a la cocción o reducirlos y convertirlos en un salsa. Algunas recetas como la del escabeche requiere que la marinada se añada a los alimentos durante la cocción o una vez finalizada la misma.

Zapallito Italiano Relleno de Arroz

El calabacín es de origen americano. Fue introducido en Europa durante la época de la colonización europea en América. El zuchini o zapallito italiano es producto de una mutación espontanea. Es probable que esto haya sucedido a fines del siglo XIX, en Milano, las variedades tempranas incluyeron nombres de localidades cercanas. El nombre alterno courgette es la palabra francesa para este vegetal. Zucca es la palabra italiana para calabaza, mientras que el plural femenino es zucchine pero es más utilizado en el plural diminutivo masculino zucchini. Los primeros expedientes del calabacín en los Estados Unidos fechan a los años 20, fueron traídos ciertamente por los inmigrantes italianos y primero cultivados probablemente en California.

INGREDIENTES
  • 02 zapallitos italianos con piel
  • 02 tz. de arroz cocido
  • 1/4 tz. de jamón ingles en cubos
  • 1/4 tz. alverjas cocidas
  • 1/4 tz. zanahorias cocidas en cubos
  • 01 cdta. orégano seco
  • 1/2 tz. de salsa blanca
  • 02 cdas. queso parmesano rallado
  • 02 cdas. de mantequilla
  • sal y pimienta
PREPARACIÓN

Hacemos hervir dos litros de agua en una olla a fuego medio. Cortamos los zapallitos en dos, transversalmente, retiramos con una cuchara las pepas y los ponemos en la olla con el agua hirviendo por cuatro minutos. Retiramos del agua y reservamos.

En un bol mezclamos el arroz, jamón, alverjas y zanahorias, sazonamos con sal y pimienta. Agregamos el orégano y la salsa blanca. Mezclamos bien y rellenamos los zapallitos. Esparcimos el queso parmesano y colocamos un poco de mantequilla encima.

Llevamos al horno a 180 ºC y gratinamos por cinco minutos. Servimos de inmediato.

Podemos utilizar arroz que nos quedó del día anterior.

Marty Balin - Hearts

No creo poder escribir nada sobre esta canción. Son tantos los recuerdos y sentimientos que no podría expresarlos en palabras.


Papa Rellena con Mariscos

La papa rellena tiene su origen en la antigua empanada, un plato español que trajeron los colonizadores al nuevo mundo. Es uno de los platos más populares elaborado con algunas de las más de 2400 variedades de papa que producen nuestras tierras. La papa rellena es muy popular en los barrios limeños. Caminando por el centro no faltaran los expendios de tan deliciosa preparación, la cual se consume al paso, disfrutando su sabor mientras caminas. en esta receta haremos una variación utilizando productos de nuestro generoso mar.


INGREDIENTES
  • 01 kl. de papa blanca cocida y prensada
  • 01 cebolla en brunoise
  • 01 cdta. ajo molido
  • 02 cdas. de pimiento asado y picado
  • 01 tz. de mixtura de mariscos
  • 02 cdas. de culantro picado
  • 1/2 tz. de harina
  • 04 aceitunas negras
  • 01 huevo sancochado
  • sal y pimienta
  • 01 tz. de aceite
PREPARACIÓN

Sazonamos la papa con sal y pimienta y amasamos bien, Reservamos en un bol. El secreto de la papa rellena radica en el amasado, de tal forma que la papa quede bien compacta y no se desarme al freír.

En una sartén calentamos dos cucharadas de aceite y freímos la cebolla, añadimos el ajo y los pimientos, dejmaos cocinar moviendo constantemente. Agregamos los mariscos y los cocinamos durante un minuto. Recuerde que si usamos pulpo debemos precocinarlo para que no quede duro.

Esparcimos el culantro sobre la preparación, sazonamos, mezclamos y retiramos del fuego. Dejamos enfriar.

Enharinamos nuestras manos y formamos bolas medianas con la masa de papa, las aplanamos por el centro y agregamos dos cucharadas del relleno, media aceituna y una rodaja del huevo.

Cerramos bien, presionando por los bordes y las freímos en abundante aceite bien caliente durante unos tres minutos, hasta que esté dorada. El fuego debe ser bajo para evitar que se quemen las papas y los residuos que van quedando.

Si desea un dorado más caramelizado se pueden bañar las papas con un poco de huevo batido antes de freírlas.

Servimos, si se desea, acompañado de arroz o simplemente una sarsa criolla.

martes, 9 de junio de 2009

Métodos de Preparación - Adobar

Algunos alimentos necesitan tratamientos especiales antes y después de la cocción. a estos procedimientos se les denomina métodos de preparación. Unos son sencillos y otros requieren cierta práctica. Conociendo y practicando estos métodos, descubrirás a que tipo de alimentos se pueden aplicar.

Adobar

Este es un método que se utiliza para ablandar, realzar o atenuar el sabor de carnes crudas. Consiste en colocar un alimento en una mezcla de especias y/o hierbas aromáticas y dejarlo reposar durante varias horas. Hay también un adobo con ingredientes cocidos.

Adobo cocido

Colocamos en una olla media taza de aceite, tres hojas de laurel y diez granos de pimienta. Añadimos cinco dientes de ajo, una taza de cebolla, una taza de apio y una taza de zanahoria (todas las verduras cortadas en cuadraditos). Cocinar a fuego medio durante cinco minutos. Agregamos un litro de vino blanco o tinto y cocinamos durante quince minutos más. Podemos añadir una rama de tomillo o dos cucharadas de hongos secos y ajies en crema o picados. Este adobo se puede emplear para todo tipo de carnes como cerdo, res, alpaca, etc.

  • Usaremos vino tinto para adobar carnes de sabores fuertes como alpaca o venado. En este caso, el tiempo mínimo de reposo es de 12 horas y el máximo de 48.
  • Es recomendable que dejemos reposar el adobo en la refrigeradora.

Chicharrón de Chancho

Los domingos por la mañana, cuando queremos disfrutar de un desayuno tardío, los limeños nos volcamos hacia las calles, en busca de un buen chicharrón. Estos crocantes y deliciosos trozos de chancho se sirven acompañados de camotes fritos y salsa criolla, dentro de un enorme pan francés, y el acompañante ideal, un café pasado bien cargadito. A pesar de las apariencias, un buen chicharrón es carne y no grasa.

INGREDIENTES
  • 01 kl de chancho
  • sal
  • agua
PREPARACIÓN

Cortamos la carne en cuadrados de 4 x 4 cm. y los colocamos en una olla cubriéndolos con agua.

Sazonamos con sal al gusto.

Hervimos a fuego medio bien tapado por espacio de una hora, hasta que se consuma el agua y el chancho empiece a soltar su propia grasa.

Retiramos la tapa y freímos el chancho en su propia grasa, hasta que este crocante por fuera y la carne esté tierna por dentro.

Retiramos el chancho de la olla y escurrimos en papel absorvente para quitar ele xceso de aceite. Tambien podemos usar costilla de chancho, cortandola en tiras de 10 cm. y despues de la cocción las cortamos en trozos más pequeños.

Servimos acompañados de camotes fritos, sarsa criolla, pan francés y café pasado bien cargado.

Ensalada Waldorf

Esta ensalada fue creada por primera vez en el año 1893 en el famoso hotel neoyorkino, Hotel Waldorf (el precursor del Hotel Waldorf-Astoria que abrió en el año 1931). El maître d'hôtel al que se le da el crédito de haber inventado la receta es Oscar Tschirky, aunque la autoría de sus creaciones hoy en día todavía son objeto de disputa. Oscar Tschirky reclama la creación de otros platos servidos en el Waldorf, incluyendo los Huevos Benedicto. En el año 1896 la ensalada Waldorf (Waldorf Salad) aparece en libro de cocina "The Cook Book by 'Oscar of the Waldorf'".


INGREDIENTES
  • 01 tz. de papas cocidas
  • 01 tz. de apio
  • 01 tz. de manzanas
  • 1/2 tz. de nueces (sin la segunda cascara)
  • 1 1/2 tzs. de mayonesa
  • perejil
PREPARACIÓN

Sancochamos las papas y una vez frias las cortamos en cuadraditos.

Picamos el apio en cuadrados. Pelamos las manzanas y las rociamos con un poco de jugo de limón para que no se oscurezcan y las cortamos en rodajas.

Picamos las nueces.

En un bol mezclamos todos los ingredientes junto a la mayonesa. Servimos en un plato y adornamos con perejil y unas hojas de lechuga.

Rinde unas 4 porciones.

sábado, 6 de junio de 2009

Técnicas - Limpieza y Corte del Pescado

El pescado es uno de los alimentos más ricos y nutritivos, pero debemos tener cuidado a la hora de comprarlo, ya que se deterioran muy rápidamente si no se utilizan métodos adecuados de conservación. Las regla son sencillas y efectivas, siempre y cuando se sigan conforme se establecen. La compra de pescado fresco requiere de estas sencillas recomendaciones:
  • Adquirirlo en un lugar confiable y que cumpla con las normas mínimas de higiene y conservación.
  • El pescado debe tener los ojos brillantes, las agallas rojas y húmedas la carne firme. Presionamos la carne y debe retornar a su estado original, no quedar hundida.
  • Al olerlo sentiremos el aroma del mar, no debe tener un olor fuerte.
  • Las escamas bien pegadas al cuerpo
  • La columna vertebral no debe presentar ninguna coloración. Al pasar el tiempo esta se torna rojiza.
Ahora veremos como manipular y limpiar el pescado, así como algunos tipos de corte.

Limpiar y descamar el pescado

Cortaremos con una tijera las aletas y las agallas del pescado, así será más fácil manipularlo.

Para retirar las escamas, lo sujetamos por la cola y raspamos la superficie con un cuchillo en sentido contrario a las escamas.

Enjuagamos bien para quitar todos los residuos.

También podríamos usar una esponja mojada, como hacen en los mercados.


Hacemos un corte a lo largo del vientre, partiendo de la cabeza hacia la cola.

Abrimos el pescado y retiramos las vísceras sin maltratar la carne. Enjuagamos.

Si lo necesitamos entero conservaremos la cabeza y la piel.

Los restos de pescado como el espinazo y la cabeza nos sirven para preparar un fumet o fondo de pescado.


Filetear el pescado

Hacemos un corte al rededor de la cabeza y otro corte en el centro, paralelo al espinazo, dividiendo el cuerpo en dos filetes.

Hacemos un ultimo corte por encima de las espinas.

Este corte sirve para todos los tipos de pescado, excepto para el lenguado y la raya, de los cuales se obtienen cuatro filetes, del resto solo dos.




Para retirar la piel, colocamos el filete con la carne hacia arriba y hacemos un corte en el extremo, entre la carne y la piel.

Tomamos el filete por la piel y deslizamos el cuchillo.

Si queremos freírlo podemos conservar la piel.

Retiramos las espinas visibles con un cuchillo y las demás con una pinza.



Cortes del pescado

En cubos

Con el filete ya listo podemos cortarlo para preparar cebiche o chicharrones en cubos de 2 cm. x 2 cm.








En tiras

Para preparaciones como el tiradito o el sashimi. En estos casos cortaremos el filete al sesgo en tamaños de 5 a 6 cm. x 1 cm. Es indispensable contar con un cuchillo de hoja flexible y bien afilado.







Escalopes

Son lonjas finas de un centímetro aproximadamente que se obtienen de un filete con piel o sin piel. Se pueden emplear en enrollados, frituras o escalfados. Antes de efectuar el corte debemos asegurarnos de retirar todas las espinas.






Rodajas

Cortamos transversalmente el pescado limpio. Las rodajas suelen tener dos centímetros y medio de grosor y se pueden freír, asar a la parrilla, hornear, preparar en sudados o caldos. Este corte se aplica a pescados como el salmón, congrio, róbalo, pez espada, entre otros.

Técnicas - Limpieza del Calamar

Es usual encontrar los calamares, en la mayoría de centros de abasto, ya procesados y listos para su uso. En los mercados los expendios los preparan a solicitud del cliente, de la misma forma sucede en los supermercados, como parte del valor que le dan al producto. Pero también es importante que conozcamos la forma de hacerlo nosotros mismos. Seguidamente la manera de como limpiar los calamares, verán que es bastante sencillo siguiendo estos pasos:

Paso 1

Si nos fijamos con atención nos daremos cuenta de que es muy fácil retirar la piel, pero debemos hacerlo con cuidado.






Paso 2

Retiramos la cabeza y limpiamos. Notaremos que al interior del calamar hay un cartílago fino y largo, debemos retirarlo jalando de el, con cuidado de no estropear la carne. Así mismo retiraremos la cabeza.




Paso 3

Con la ayuda de las dos manos introducimos la parte de la cola hacia adentro. Es como voltear una media que está al revés.






Paso 4

Al voltearlo completamente retiramos los residuos internos y lavamos bien en agua corriente.






Paso 5

Tenemos el calamar listo para su uso. Podemos cortarlo en aros para chicharrón o como requiera la receta. Unos calamares rellenos vendrían bien.

viernes, 5 de junio de 2009

Cuento - Música en el Plato

Adina Grasina volvía locos a todos los doctores de la región. Su papá tenía un tripón que le servía para abrir las puertas sin usar las manos, y su mamá no era mucho más delgada, pero ella era una niña mucho más esbelta y ágil. Desde siempre, Adina había sido muy rara para comer; según sus padres casi nunca comía los estupendos guisos de su madre, ni probaba sus fabulosas pizzas. Tampoco disfrutaba con su papá de las estupendas tartas y helados que merendaban cada tarde, y cuando le preguntaban que por qué comía tan mal, ella no sabía qué contestar; sólo sabía que prefería otras cosas para comer. Así que todos se preguntaban a quién habría salido...

Un día Adina acabó en manos de un doctor diferente. Aunque ya era algo mayor, tenía un aspecto estupendo, distinto de todos aquellos doctores de grandes barrigas y andares fatigados. Cuando los padres de Adina le contaron su problema con la comida, el doctor se mostró muy interesado y les llevó a una oscura y silenciosa sala con una extraña máquina en el centro, con el aspecto de un altavoz antiguo.

- Ven, Adina, ponte esto- dijo mientras le colocaba un casco lleno de luces y botones sobre la cabeza, conectado a la máquina por unos cables.
Cuando terminó de colocarle el casco, el doctor desapareció un momento y volvió con un plato de pescado. Lo puso delante de la niña, y encendió la máquina.

Al instante, de su interior comenzó a surgir el agradable sonido de las olas del mar, con las relajantes llamadas de delfines y ballenas... era una música encantadora, que escucharon durante algún tiempo, antes de que el doctor volviera a salir para cambiar el pescado por un plato de fruta y verdura.
El susurro del mar dio paso a las hojas agitadas por el viento, el canto de los pájaros y las gotas de lluvia. Cualquiera podría quedarse escuchando durante horas aquella naturaleza campestre, pero el doctor volvió a cambiar el contenido del plato, poniendo algo de carne.
El sonido de la máquina pasó a ser algo más vivo, lleno de los animales de las granjas, del campo y las praderas. No era tan bello y relajante como los anteriores, pero resultaba nostálgico y agradable.
Sin tiempo para acostumbrarse, el doctor volvió con una estupenda y olorosa pizza, que hizo agua las bocas de los papás de Adina. Pero entonces la máquina pareció romperse, y en lugar de algún bello sonido, sólo emitía un molesto ruido, como de máquinas y acero. "No se ha roto, es así", se apresuró a tranquilizar el médico.
Sin embargo, el ruido era tan molesto que pidieron al doctor más cambios. Sucesivamente, el doctor apareció con helados, bombones, hamburguesas, golosinas... pero todos ellos generaron ruidos y sonidos igual de molestos y amontonados. Tanto, que los papás de Adina pidieron al doctor que volviera con el plato de la fruta.

- Ésa es la NO enfermedad de Adina- dijo al ver que comenzaban a comprender lo que ocurría-. Ella tiene el don de interpretar la música de los alimentos, la de donde nacieron y donde se crearon. Es normal que sólo quiera comer aquello cuya música es más bella. Y por eso está tan estupenda, sana y ágil.

Entonces el doctor les contó la historia de aquella maravillosa máquina, que inventó primero para él mismo. Pero lo que más impresionó a los señores Grasina cuando probaron el invento, era que ellos mismos también escuchaban la música, sólo que mucho más bajito.
Y así, salieron de allí dispuestos a prestar atención en su interior más profundo a la música de los alimentos, y desde aquel día en casa de los Grasina las pizzas, hamburguesas, dulces y helados dieron paso a la fruta, las verduras y el pescado. Ahora todos tienen un aspecto estupendo, y si te encuentras con ellos, te harán su famosa pregunta:

¿A qué sonaba lo que has comido hoy?

Visto en : cuentosparadormir.com, excelentes cuentos educativos, muy recomendable.

Lomito de Cerdo en Salsa de Hongos

La carne de cerdo es una carne magra, o sea no tiene grasa, y es una de las más consumidas en el mundo. Aunque en muchas religiones se considera un pecado consumirlas, al menos en el cristianismo esta prohibición está casi en desuso. El refranero español dice sobre la carne de cerdo: «Del cerdo se aprovechan hasta los andares», esto, literalmente, nos sugiere que todas sus partes son aprovechables, y no falta a la verdad, ya que casí en su totalidad, el cerdo se aprovecha de multiples formas. Esta es una receta para hacerla en microondas.


INGREDIENTES
  • 600 gr. de lomo de cerdo
  • 1 1/2 cdas. de sillao
  • 02 cdas. de azúcar morena o rubia
  • 01 cda. de vino
  • 01 tz. de salsa blanca ligera
  • 250 gr. de champiñones en láminas
  • 01 cda. de perejil picado
  • 1/2 tz. de leche evaporada
  • sal, pimienta y pimentón o páprika
PREPARACIÓN

Mezclamos el sillao, el vino y el azúcar. Frotamos bien el lomo con esta mezcla y llevamos al horno microondas por 8 min. A mitad de la cocción damos vuelta a la carne.

Ya fuera del horno, cortamos la carne en rodajas al sesgo.

Mezclamos en un recipiente la salsa blanca, perejil, pimentón y champiñones. Sazonamos con sal y pimienta y llevamos al horno microondas a temperatura máxima por 2 min. Revolvemos con un batidor, incorporamos la leche y dejamos reposar cubierto por un par de minutos.

Vertimos la salsa sobre la carne y acompañamos con unas verduras o fideos cocidos salteados en mantequilla. También podemos servir con arroz graneado.

Fondos - Bouillon - Court Bouillon

El bouillon es un fondo de color caramelo claro. Antes de cocinar los huesos de res o de ave se debe dorar muy bien (casi quemar) una cebolla. La cocción de este caldo, ideal para preparar consomés, toma unas cuatro horas.

Bouillon de res

Troceamos y limpiamos dos kilos de huesos de res y medio kilo de osobuco. Pasamos todo por agua hirviendo durante cinco minutos. Enjuagamos y colocamos los huesos y osobuco en una olla. Vertimos cuatro litros de agua fría y sazonamos. Dejamos hervir, espumando constantemente.
Aparte, cortamos una cebolla por la mitad y la doramos en una sartén hasta que esté negra. A la otra mitad le incrustamos dos clavos de olor y reservamos ambas.
Transcurrida una hora de cocción del caldo, agregamos las cebollas, un bouquet garni, tres dientes de ajos, siete granos de pimienta, dos zanahorias cortadas en mirepoix y un poro igualmente cortado. Dejamos cocinar por tres horas, espumamos y desengrasamos. Colamos sin presionar.

Court bouillon

Este resulta de hacer hervir, durante media hora, cebolla, zanahoria y bouquet garni con vino blanco, jugo de limón o vinagre. En algunos casos se agrega pescado.
Este caldo, típico de la cocina francesa, se usa para cocinar pescados, mariscos y vegetales.

jueves, 4 de junio de 2009

Ajiaco de Papas

El ajiaco es un plato que existe en algunas partes de latinoamerica. En Cuba y en Colombia se prepara como sopa, y aquí en Perú, sencilla y exquisitamente como un guiso. Este plato de origen andino se acostumbró muy bien a nuestras costas, ya que es muy fácil conseguir todos los ingredientes. Indudablemente que el término deriva de la palabra ají y nuestro plato es uno de los más deliciosos.


INGREDIENTES
  • 01 kl. de papas sancochadas
  • 04 cdas. de aceite
  • 01 cebolla grande en brunoise
  • 01 cdta. de ajos molidos
  • 01 cdta. de palillo
  • 03 cdas. de ají amarillo molido
  • 3/4 tz. de agua caliente
  • 1/2 tz. de queso fresco
  • 1/2 tz. de leche evaporada
  • sal, pimienta, perejil picado
PREPARACIÓN

Ponemos el aceite en una olla y dejamos calentar para freír la cebolla y los ajos. Luego de unos minutos agregamos el ají amarillo molido y el palillo. Sazonamos.

Cuando este cocido el aderezo agregamos el agua y las papas peladas y cortadas en cuadritos. Unimos batiendo con una cuchara de madera dejando que se deshaga un poco la papa. Deben quedar trozos pequeños.

Agregamos el queso cortado en cuadritos y la leche. Podemos usar queso paria en vez de queso fresco.

Espolvoreamos perejil picado y servimos acompañado de arroz graneado.

Podemos también preparar ajiaco de ollucos, caiguas habas o calabaza, solamente reemplazamos la mitad de la papa por alguno de estos ingredientes.

Camotillo

Soy sincero en decir que no conozco la historia del camotillo, pero lo que si conozco desde hace mucho tiempo es su sabor. Recuerdo que cuando tenia al rededor de 5 años, mi bisabuela, la cual era muy afecta a los dulces, me mandaba a comprar tan delicioso manjar en la tienda de la esquina, donde Don Daniel. Los observaba, los olia, y en el camino me iba comiendo de una en una las grageas multicolores que llegaban notoriamente mermadas a las manos de la mamá Rosita. Yo se que ella se daba cuenta, pero jamas me dijo nada. Igual me recompensaba con uno de esos, el cual comía con paciencia y muy lentamente, alargando su tiempo de permanencia en mi paladar, esperando que nunca se acabe.


INGREDIENTES
  • 01 kl. de camote amarillo bien asoleado
  • 01 kl. de azúcar blanca
  • 1/4 tz. de agua
  • 1/2 cda. de luquete de naranja
  • grageas
PREPARACIÓN

Los camotes debemos asolearlos para que se intensifique su sabor. Los sancochamos con cáscaras. Cuando estén cocidos, los pelamos y prensamos.

En una olla de fondo grueso, colocamos el azúcar, el agua, el luquete y el camote. El luquete es la ralladura de la cascara, generalmente de cítricos, como limón y naranjas, Perfuma las preparaciones.

Llevamos al fuego y dejamos que tome punto, hasta que se vea el fondo de la olla cuando damos vuelta con la cuchara.

Engrasamos ligeramente una lata de hornear y espolvoreamos con un poco de harina. Cuando la masa esté tibia, formamos con ayuda de dos cucharas los camotillos de aproximadamente 8 x 3 cm.

Calentamos el horno a 150 ºC (300 ºF) por 15 minutos, introducimos los camotillos y apagamos el horno. Dejamos secar hasta el día siguiente.

Pasamos los camotillos por las grageas y evocamos, en mi caso, tiempos remotos, con gentes que ya no están.

Técnicas - Limpieza del Camarón

Una paso muy importante para tener el mise en place listo, es el proceso de los alimentos antes de cocinarlos. Los alimentos se deben acondicionar para su correcta cocción y sobre todo para la presentación final del plato. En esta ocasión veremos la forma de limpiar los camarones.

Paso 1

Separamos la cola de la cabeza del camarón.







Paso 2

Levantamos el caparazón de la cabeza hacia arriba y lo retiramos.







Paso 3

Retiramos la parte negra central de la cabeza con los ojos y antenas, reservando las patas y el coral para otros usos.






Paso 4

Pelamos la cola y hacemos un corte en la parte superior del lomo para retirarle el intestino.






Paso 5

Lo lavamos bien en agua corrida y tenemos listo el camarón para realizar cualquier plato.

Técnicas de Cocción - Saltear

Con esta técnica los alimentos se cocinan a fuego alto y en una sartén, con una pequeña cantidad de grasa. Se doran e intensifican su sabor.
Es un meto rápido por lo que se deben saltear pequeños trozos de carne tierna (de res, cordero, alpaca, pescado, mariscos e incluso cuy) o verduras de menor tamaño (como el pimiento, holantao, cebolla, ajo, espinaca, frejol chino, vainita o ají).
  • Debemos calentar bien la sartén antes de saltear los alimentos.
  • De preferencia debemos escoger una sartén de teflón o de hierro para que los alimentos no se peguen. También podemos usar sartenes de cobre, hierro colado, aluminio o mejor aún un wok que, por su forma ovalada hace que el calor se concentre mejor.
  • El salteado requiere poca grasa. Usaremos solo la necesaria para que el alimento no se pegue en la sartén.
  • Se sugiere usar grasas que soporten temperaturas altas como el aceite vegetal, de oliva o maní.
Tiempo
  • Carnes rojas: 3 min.
  • Carnes blancas: cerdo: 4 min. pollo en trozos: 2 min.
  • Pescado: 2 min.
  • Mariscos: 3 min.
  • Vegetales: 3 a 4 min.
  • Frutas: 6 min.
  • Tubérculos precocidos: 3 min.

Anillos Deshidratados


La imaginación no tiene limites. Ya sé, es una frase trillada, pero es la mejor manera de describir el trabajo de Cathy, la creadora de estos curiosos anillos hechos a partir de frutos deshidratados como peras, manzanas, kiwis, fresas, ciruelas, naranjas, etc.

Realmente un objeto muy hermoso y original, un excelente regalo natural. Me imagino que debe expedir un olor maravilloso, así que, aparte del impacto visual que puede crear también dejará un buen aroma por donde se exhiba.

Visto en nopuedocreer.com

miércoles, 3 de junio de 2009

Chopin - Polonesa Heroica Op. 53 - Arthur Rubinstein

Chopin es considerado como uno de los más importantes compositores y pianistas de la historia de la música. Su perfección técnica, su refinamiento estilístico y su elaboración armónica han sido comparadas históricamente con las de Johann Sebastian Bach, Wolfgang Amadeus Mozart y Ludwig van Beethoven por su perdurable influencia en la música de tiempos posteriores. La obra de Chopin representa el Romanticismo musical en su estado más puro.

Esta es la polonesa op. 53 o Polonesa Heroica, la cual es una de sus más famosas composiciones y es hoy en dia una de las piezas favoritas para las ejecuciones al piano. Es una pieza muy exigente que requiere habilidades excepcionales y virtuosismo al piano para ser tocada con un nivel de calidad adecuado.

La interpretación de parte del celebre pianista polaco Arthur Rubinstein.

martes, 2 de junio de 2009

Cuento - La Sopa de Piedras

Hubo una vez hace muchos años, un país que acababa de pasar una guerra muy dura.

Como ya es sabido, las guerras traen consigo rencores, envidias, muchos problemas, muchos muertos y mucha hambre. La gente no puede sembrar ni segar, no hay harina ni pan. Cuando este país acabó la guerra y estaba destrozado, llegó a un pueblito un soldado agotado, harapiento y muerto de hambre. Era muy alto y delgado.

Golpeó la puerta de una casa y cuando vio a una dueña le dijo: "Señora, ¿no tendría un pedazo de pan para un soldado que viene muerto de hambre de la guerra?" La mujer lo miró de arriba a abajo y respondió: "Pero ¿estás loco? ¿No sabes que no hay pan que no tenemos nada?, ¿Cómo te atreves?" Y a empujones con un portazo lo saco fuera de la casa.

Pobre soldado. Prueba fortuna en una y otra casa, haciendo la misma petición y recibiendo a cambio peor respuesta y peor trato. El soldado, casi desfallecido, no se dio por vencido.

Cruzó el pueblo de punta a punta y llegó al final, donde estaba el lavadero público. Halló a unas cuantas muchachas y les dijo: "¡Eh, muchachas! ¿No habéis probado nunca la sopa de piedras que hago?" Las muchachas se rieron de él diciendo: "¿Una sopa de piedras?; no hay duda de que estás loco"

Pero había unos chicos que estaban espiando y se acercaron al soldado cuando éste marchaba decepcionado: "Soldado, ¿Te podemos ayudar?", le dijeron.

¡Claro que sí! Necesito una olla muy grande, un puñado de piedras, agua y leña para hacer fuego". Rápidamente los chicos fueron a buscar lo que el soldado había pedido. Encendieron el fuego, pusieron la olla, la llenaron de agua y echaron las piedras. El agua comenzó a hervir. "¿Podemos probar la sopa?", preguntaron impacientes los chicos. "¡Calma, calma!" El soldado la probó y dijo: "Mmmm... ¡qué buena, pero le falta un poco de sal!" "En mi casa tengo sal", dijo un chico. Y salió corriendo por ella. La trajo y el soldado la echó en la olla.

Al poco tiempo volvió a probar la sopa y dijo: "Mmmm... ¡Qué rica!, pero le falta un poco de tomate". Daniel, uno de los chicos fue a buscar unos tomates y los trajo enseguida. En un momento los chicos fueron trayendo cosas: papas, lechuga, arroz y hasta un trozo de pollo. La olla se llenó; el soldado removió una y otra vez la sopa hasta que de nuevo la probó y dijo: Mmmm... es la mejor sopa de piedras que he hecho en toda mi vida.

¡Vengan, vengan; avisen a toda la gente del pueblo que venga a comer! ¡Hay para todos! ¡Que traigan platos y cucharas!" Repartió la sopa.

Hubo para todos los del pueblo que, avergonzados, reconocieron que si bien era verdad que no tenían pan; juntos podían tener comida para todos.

Y desde aquel día gracias al soldado hambriento, aprendieron a compartir lo que tenían.

Un historia para reflexionar acerca de la importancia de compartir en los momentos difíciles que nos toca vivir.

Marcia Brown
escrita en 1947