miércoles, 2 de mayo de 2012

Arroz con tocino y garbanzos

No por ser sencillo un plato deja de ser delicioso. El humilde arroz, introducido por los inmigrantes chinos en el Perú hacia 1849, revolucionó la gastronomía peruana, permitiendo la elaboración y creación de un sinnúmero de deliciosos platillos, muchos de los cuales están arraigados en los menúes diarios de las amas de casa. 


INGREDIENTES (6 porciones)
  • 1/2 kl. de arroz
  • 02 cdas. de ajos molidos
  • 01 cebolla en brunoise
  • 04 cdas. de mantequilla
  • 02 cdas. de ají panca
  • caldo de carne en cantidad necesaria
  • 100 gr. de tocino picado
  • 1/2 kl. de garbanzos cocidos
  • 01 hoja de laurel
  • sal y pimienta al gusto
  • 01 cdta. de perejil picado
PREPARACIÓN

En una olla derretimos la mantequilla (se puede usar margarina) y freímos los ajos, cebolla, tocino, ají panca y rehogamos por 5 minutos.

Añadimos el caldo de carne y sal. La proporción ideal es de 1 taza de líquido por 1 de arroz, pero le preguntamos a la casera del mercado según el tipo de arroz que se compre.

Cuando rompa el hervor agregamos el arroz y los grabanzos y la hoja de laurel para aromatizar, cocinando hasta que esté graneado. 

Decoramos con el perejil picado y a disfrutar de un plato sencillo pero muy nutritivo.



Chorizo a la cerveza

El chorizo es un embutido originario de la Península ibérica, la región que hoy ocupan en su mayoría España y Portugal. Los chorizos industriales, en su mayoría, están hechos en tripa sintética comestible. Los de primera calidad tienen tripa natural de cerdo, porque es más delgada y fina. Sin embargo, hay parrilleros que prefieren preparar sus chorizos con tripa de vaca. Así que hoy nos ponemos parrilleros y variamos un poco lo ortodoxo de nuestras brazas contando una cerveza menos en nuestra refri y potenciando el sabor de un buen chorizo.    

INGREDIENTES (06 porciones)
  • 12 chorizos
  • 01 botella de cerveza rubia
PREPARACIÓN

Esta es una preparación realmente sencilla, pero nos tenemos que apoyar en una olla de barro en la cual añadiremos la cerveza e introducimos los chorizos, de tal forma que queden  por esta.

Llevamos a las brazas y esperamos a que rompa el hervor, dejando cocinar por espacio de 10 minutos, para luego retirar los chorizos y ponerlos directamente a las brazas, dejando que se terminen de cocinar y se doren.

La sencillez del plato la contrastamos con una buena ración de salsas como mostaza y ketchup, además de un sabroso chimichurri. Y para matizar un pan baguette.