jueves, 5 de febrero de 2009

El Café

El café es un producto originario de África (Etiopía), desde donde se empezó a propagar a Arabia, La india y luego al resto del mundo. Los pobladores de distintas partes del mundo reconocieron las propiedades estimulantes y energéticas que tiene este producto.

La producción de café se lleva a cabo en distintas zonas de clima tropical y subtropical. Entre los países productores de café se encuentran los países sudamericanos (Brasil, Colombia, Perú), los países centroamericanos (El Salvador, Guatemala, Honduras), los países norteamericanos (México), los países asiáticos (Indonesia, Vietnam) y los países africanos (Burundi, Costa de Marfil, Etiopía, Kenia, Ruanda, Uganda).

El café que se produce a nivel internacional es principalmente de dos clases: el café arábica y el café robusta, siendo la primera clase la que alcanza los mayores niveles de producción.

El café arábica es el café fino, de sabor ácido, que alcanza un precio internacional mayor que el del café robusta y es principalmente consumido en Estados Unidos, en los países del norte de Europa (Alemania, Finlandia, Suecia) y Japón, y producido en países como Brasil, Colombia, Perú, México y otros países de América Central. El café robusta es de sabor amargo; tiene un menor costo de producción y un mayor rendimiento por hectárea que el café arábica, siendo consumido preferentemente en países del sur de Europa (Francia, Italia) y producido en Costa de Marfil, Ecuador, Indonesia, Uganda y Vietnam.

Existen otras especies de café que son menos conocidas mundialmente como: lIbérica, congensis, klainil, racemosa, entre otras.

Una característica importante del mercado del café es que, en los últimos años, en varios países, se viene dando una preferencia por la producción del café orgánico, que se caracteriza por utilizar insumos naturales -sin agroquímicos- en su producción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario